"Mi dolor de exilio es tan grande que cubre todo mi cuerpo. Muevo un dedo del pie y sufro". Lejos de casa (novela) vmi

“Minha dor de exílio é tão grande que cobre todo o meu corpo. Movo um dedo do pé e sofro.”Longe de casa ( romance) vmi




Si Tato Bores fue cómplice... ¡yo también! / por viviana marcela iriart, 8 de setpiembre 2011








Querido Tato: 
No te merecíamos ni te merecemos.  Desde la democracia te acusan de haber sido cómplice de la dictadura  y una mayoría abrumadora calla. Igual que en la dictadura.
Si vos fuiste cómplice, yo también.
Y que honor estar al lado tuyo.
Un beso y perdoná la humedad, es que cuando pasan cosas como éstas se te extraña más que nunca,

8 de septiembre de 2011




Tato, no saben lo que hacen / Alfredo Leuco


Muchas veces desde el gobierno nacional han demostrado desprecio por la trayectoria de figuras emblemáticas de la creatividad y la defensa de la democracia y los derechos humanos. La lista de estos tristes sucesos es larga. Pero hay dos que generaron mucho revuelo. La calificación, o mejor dicho la descalificación de Menchi Sábat, uno de los más prestigiosos dibujantes del mundo.

“Cuasimafioso”, le dijo la presidenta Cristina porque Menchi, en una caricatura, la había mostrado con dos tiritas cruzadas sobre su boca. Hasta soldados kirchneristas como Horacio Verbitsky se atrevieron a decir que eso no era correcto. Otra actitud terrible es el intento de reescribir la historia a gusto del consumidor. Este gobierno tuvo la osadía de colocarle otro prólogo al libro Nunca Mas que produjo la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas. No les gustaba el de Ernesto Sabato, repito, el de Ernesto Sabato no el de juan de los palotes y el actual secretario de derechos humanos escribió otro que dejó mas tranquilas las conciencias de aquellos que utilizaron el asesinato como instrumento político y que, por momentos, no solo no muestran arrepentimiento sino que exigen un homenaje y un monumento. Sabat, Sabato y ahora como si esto fuera poco intentaron ensuciar la memoria de Tato Bores.

Si señor, de Tato Bores. Se lo cuento en dos palabras. En uno de esos programas de televisión que pagamos todos los argentinos para que les chupen las medias al gobierno un par de muchachos ignorantes se atrevieron a cuestionar con liviandad la actuación de Tato Bores. Uno de ellos dijo “hizo programas políticos durante todas las dictaduras”. Es grave meterse con Tato y sobre todo desde la televisión para estatal. Pero de las palabras surgía con toda claridad la nula información y formación de sus protagonistas. Pero después, cuando se rebotó ese programa en otro de los que tiene el gobierno para hacer lo mismo sucedió algo mas grave porque el que metió la pata fue el propio ministro del Interior, Florencio Randazzo. Dijo que “me extraña que hombres que tenían una enorme responsabilidad y un enorme crédito…eh…deberían haber tenido otra actitud mucho mas combativa sobre lo que estaba ocurriendo en la Argentina.   No alcanza ni la ironía ni el chiste porque la historia fue trágica… si hubieran tenido otra actitud no hubiéramos tenido que lamentar 30 mil personas, lo digo con el miedo de estar cometiendo una injusticia.”..

También dijo Randazzo, nada menos que el ministro del Interior, el ministro político, el que venía de acusar a periodistas y a La Nación y Clarín de atacar la democracia, que no se sentía con autoridad para hacer una acusación y que el comentario lo hacía con mucho respeto. Siento la obligación de hacer yo también un par de comentarios, con mucho respeto. Y decirle al señor Ministro que estaba en lo cierto, que estaba cometiendo una injusticia. Y de paso le pregunto como para conocer más su pensamiento. Le reclama a Tato una actitud mucho mas combativa. OK… ¿Como quien? ¿Cómo sus jefes políticos, por ejemplo? Como Néstor y Cristina que durante la dictadura se dedicaron a construir una fortuna cobrando a deudores morosos asfixiados económicamente por una ley de la dictadura. A esos abogados que no presentaron un solo habeas corpus, aunque sea, por los presos y los desaparecidos. A usted, señor ministro, con todo respeto, ¿le hubiera gustado que Tato tuviese una actitud combativa como la de los Kirchner? Tato Bores padeció la censura de Isabel y Lopez Rega desde el mismo momento en que se murió Perón. Un grupo de tareas de civiles armados con ametralladoras irrumpió en su departamento a las 5 de la mañana. Lo encontraron en calzoncillos y finalmente se llevaron a Patricia, su sobrina, que vivía en el piso de arriba junto a sus padres, es decir el hermano de Tato. Patricia y su marido recién casados se comieron 8 años de cárcel bajo la dictadura.

La vida de Tato ya no fue la misma. Y cada vez que su trabajo le permitió estar cara a cara con alguno de los dictadores pidió por su libertad y por su vida. Esto no lo digo yo. Está en el libro de Carlos Ulanovsky y lo cuenta siempre Santiago Varela que fue uno de los más brillantes guionistas. Ni Carlos ni Santiago pueden ser acusados de antikirchneristas y mucho menos de colaboracionistas de la dictadura. Todo lo contrario, son gente de bien que siempre defendió la democracia y los derechos humanos. Hasta Sandra Russo que es la biógrafa oficial de la presidenta contradijo al ministro Randazzo.

Tato estuvo amenazado mil veces. Le pusieron una bomba en la casa cuando muchos de sus amigos ya habían marchado al exilio. Uno de sus hijos, Alejandro, tenía 16 años cuando tuvo que abrirle la puerta a aquellos fachos que se llevaron a su prima Patricia. Este domingo salió a defender a su padre de toda manipulación histórica porque Tato no puede defenderse, murió en 1996. Dentro de 12 días, Berta, la legendaria mujer de Tato Bores cumplirá 80 años. Esta columna es para ella. Un desagravio para un grande de la democracia, la libertad y la cultura como Tato. Y para Tato que está en el cielo, un solo pedido: perdónalos Tato, no saben lo que hacen.









Randazzo se mete con los muertos y no con algunos "vivos" /  Pablo Sirvén


No sólo Tato Bores avergüenza la argentinidad por haber hecho tan poco contra la dictadura, como denunció valientemente Florencio Randazzo. Lamentablemente hay muchos otros antiejemplos en la historia y en el mundo de personajes célebres que no fueron más l avergüenza la argentinidad por haber hecho tan poco contra la dictadura, como denunció valientemente Florencio Randazzo. Lamentablemente hay muchos otros antiejemplos en la historia y en el mundo de personajes célebres que no fueron más levantiscos con otras tiranías.

Oskar Schindler debería ser devuelto a la vida sólo para juzgarlo y pasarlo por las armas por haber ayudado nada más que a 1200 judíos polacos en su fábrica hasta quedar casi en la bancarrota. Mísera cifra comparada con el número de asesinados en la cámara de gas. No fue lo suficientemente combativo.

Pablo Picasso debió ser más intenso contra el bombardeo nazi y fascista a la población de Guernica, en vez de pintar ese rompecabezas naif de jardín de infantes, antes de mandarse a mudar de la España franquista para dibujar lienzos y servilletas y cortejar mujeres de cualquier latitud.

¿Acaso no es reprochable que Luis Buñuel volviese a la España del longevo dictador para filmar Viridiana y que accediera -nada menos- que a aceptar dócilmente los tijeretazos de la censura para que su película viese la luz?




Cuenta el crítico cinematográfico Homero Alsina Thevenet que como fue objetado el último tramo del film, donde el personaje central accedía a un triángulo sexual con un pariente y con la criada de la casa, "quedó sustituido por una partida de tute, con barajas españolas, entre los tres personajes. Después Buñuel se alegró de ese cambio forzado, que le permitía sugerir lo que no le dejaban mostrar". Hasta le hizo ganar al régimen una palma de oro, en el festival de Cannes. Habrase visto.

¡Y que tupé el de Joan Manuel Serrat!: irritar a sus hermanos catalanes al cantar en castellano, el único idioma autorizado por el Caudillo, que obligó a los coterráneos del trovador a callar su lengua regional durante tantas décadas mientras el autor de Mediterráneo se llenaba las alforjas de pesetas. Y no sólo eso. Se me eriza la piel de sólo pensar lo que hizo este traidor a las libertades republicanas cuando accedió a grabar "versiones modificadas" de "Muchacha típica" y de "Fiesta".

Soy muy conciente de que estoy produciendo mucho dolor con todos estos recuerdos, pero es necesario desenmascarar a quienes viviendo bajo una dictadura pretendían comer viviendo de sus trabajos sin arriesgar al máximo sus vidas. En este sentido, no hay peor sinvergüenza que Federico Fellini al que habrá que expulsar de todas las cinematecas del mundo por su más que espurio nacimiento profesional, ya que sus primeras obras fueron para una compañía del hijo de Benito Mussolini.

¿Para qué seguir? Enhorabuena, el ministro del Interior escupe el prestigio de Tato Bores porque no se atrevió a más con sus chistes contra el régimen militar. En Italia deberían imitarlo iniciando cruzadas con Fellini; en España, con Buñuel y en Alemania, con Schindler. Porque, como dice el dicho, más vale tarde que nunca.

Randazzo es tan valiente -y por sobre todo tan justo- que, en cualquier momento, la emprende también contra su compañero de gabinete, el canciller Héctor Timerman, que dirigía por entonces el diario ultraprocesista La Tarde. Y que está vivito y coleando

La Nación
7 de septiembre de 2011




Pelito para la vieja/ Alejandro Borensztein

La sopa de kneidalj que hace mi mamá es la mejor de todas. Eso dice todo hijo de madre judía. Los kneidalaj son una pelotitas que se amasan con harina de matza y se cocinan en un caldito de pollo, ideal para estos días de frío en los que uno se queda en casa abrigadito, disfrutando de la sopita, feliz y pipón, sobre todo ahora que el kirchnerismo arrasó en las internas y todos estamos mucho más tranquilos. 

Se sabía que si el kirchnerismo hacía una elección pobre se hubiesen puesto insoportables . Ya lo estaban antes del 14 de agosto de puro ansiosos que son, no quiero ni pensar lo que hubiera sido con un mal resultado. Por suerte no sólo ganaron sino que arrasaron. Supuestamente se terminó el problema, el gobierno seguirá su paso triunfal y todos disfrutaremos del modelo superador , chochos y en paz, o en armonía, o en amigable convivencia o… bah, dejémoslo en chochos, punto.

Sin embargo, los que ahora están imbancables son los contreras. Tanto los partidos opositores como los malditos periodistas que, como todos sabemos, son los verdaderos agentes de la sinarquía internacional, que enfrentan al campo popular y atentan contra los intereses nacionales, a través de esos perversos medios hegemónicos que se construyen con la ignorancia de la gente, que prefiere ver las aburridas ficciones y entretenimientos de Telefe o Canal 13, en lugar de ver Electroingeniespolsky TV que es divertidísimo. Fucking ignorants que también eligen consumir los diarios destituyentes, como bien los definieron el ministro Randazzo y otros demócratas. A la hora de votar, votan a la Jefa. Pero a la hora de comprar el diario, andan todos con el Olé debajo del brazo. Basuras.

Primero arrancaron denunciando que la Presidenta multiplicó su fortuna en estos años, como si eso tuviera algo de malo. Los Compañeros Jefes asumieron en el 2003 declarando un patrimonio de 7 palos y ahora resulta que ya tienen casi 80. ¿Qué quieren? ¿Un presidente que arranque con 80 y, de puro burro nomás, se vuelva a su casa, después de 8 años, con 7 palitos miserables? ¿Prefieren un loser en la Rosada? Los buenos gobernantes saben ganar guita. Miren los Rodríguez Saá. Deben tener una fortuna (habría que ver en cuanto está valuada la provincia de San Luis). 

Algunos contreras sostienen que los funcionarios públicos no deberían hacer negocios mientras están en funciones. ¿Cómo quieren que hagan los pobres tipos? La presidenta gana alrededor de 20.000 pesos por mes. A eso hay que restarle las retenciones, que con este gobierno insaciable que no quiere volver a subir el mínimo no imponible, no le deben quedar más de 15.000 mangos. Para un obrero esto puede parecer una fortuna, pero para un presidente no es nada. Sólo la nafta del helicóptero que usa para ir y venir de Olivos, sin pisar territorio de Macri para no contaminarse el progresismo, debe costar esa guita por mes. Encima, como no puede decir que hay inflación porque Moreno la multa, no puede pedir aumento. Una guachada. Posiblemente si le pidiera ayuda a Moyano, un 25% le consigue. Sería el titular del año en todos los diarios destituyentes: “Ahora dicen que Moyano reclamaría un aumento salarial presidencial acorde a la inflación del supermercado”.

Agotado el asunto de las declaraciones patrimoniales, los medios insisten con publicar las irregularidades denunciadas por los jueces electorales y cierta falta de calidad institucional. Exigen una oposición seria y reclaman alternancia en el gobierno. ¡Si quieren alternancia ganen las elecciones, viejo! Si no, vamos a tener que seguir reformando las constituciones provinciales todas las veces que sean necesarias para permitir nuevas re-reelecciones como hicieron Gioja en San Juan que sacó más del 60%, o Alperovich en Tucumán que sacó más del 70%. No jodamos más con el verso de la alternancia democrática. Se vota lo que hay y al que no le gusta que se vaya a vivir a Canadá , y si no que se la banquen como hicieron los paraguayos con Stroessner. Y si nos apuran demasiado les vamos a reformar la Constitución Nacional también. Ya van a ver lo que es bueno. A esta altura, y con el 50% de los votos, no hay más nada que discutir. A llorar a la Iglesia y pelito para la vieja

Uno los defiende todo lo que puede, por eso esta semana fui a lo de mi vieja para que se quede tranquila, no se altere por las cosas que hacen los opositores, y de paso controlar cuantas kneidalaj hizo. Se acercan las fiestas judías, somos muchos y hay mucha pelotita que amasar. Pero estaba chiva. Fanática kirchnerista, no se pierde una sola aparición de la Jefa o de cualquiera de sus ministros.

Justo esta semana, el ministro Randazzo apareció por televisión mientras mostraban imágenes de programas de mi viejo Tato durante el Proceso, satirizando a los militares de una forma que, al verlo hoy, me asusta. Había estado prohibido durante 1974 y 1975 por la banda fascista de Isabel y López Rega y luego siguió prohibido por la de Videla y Massera durante 1976, 77 y 78. En el 79 volvió, toreando al Proceso, bomba en casa mediante, con sus únicas armas: el humor y la sátira. Defendiendo valores democráticos, de la manera más sutil posible.

Caminaba por la cornisa, pero obviamente nunca se arrojó al vacío. Luego de ver las imágenes el ministro Randazzo dijo textualmente: “Yo no voy a hacer una acusación sobre Tato Bores, no me siento con la autoridad para hacerlo, pero viendo lo que ocurrió después… me extraña que hombres que tenían una enorme responsabilidad y un enorme crédito… eh… deberían haber tenido otra actitud , absolutamente otra actitud, lo digo con mucho respeto, una actitud mucho más combativa sobre lo que estaba ocurriendo en la Argentina. No alcanza ni la ironía ni el chiste porque la historia fue trágica… si hubieran tenido otra actitud no hubiéramos tenido que lamentar 30.000 personas, lo digo con el miedo de estar cometiendo una injusticia”.

¿Qué imagina el ministro Randazzo que debió haber hecho mi viejo? ¿Ahorcar represores con los tiradores del frac? ¿Asfixiarlos metiéndoles la peluca en la boca? Como él ya no está para defenderse de toda manipulación histórica, no me queda más remedio que hacerlo en su nombre.

Mi mamá ya había amasado una suficiente cantidad de kneidalaj. Desparramó todas las pelotitas en el piso del living y las puso una al lado de otra, formando letras y dejando escrito un mensaje: “Con Tato no”.


Arquitecto y productor de tv
Clarin
03/09/11


















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...